Conservación

Usamos más agua en el verano que en otras estaciones del año, y gran parte del agua que usamos se utiliza para mantener nuestras áreas verdes. Sin embargo, muchos de nosotros no sabemos cuánta agua se necesita realmente para mantener sanos nuestros céspedes y jardines.

¿El resultado? Exceso de riego.

De hecho, se estima que se desperdicia hasta la mitad del agua utilizada para regar nuestros jardines. En el lapso de un verano se puede desperdiciar mucha agua.

Aquí hay tres cosas simples que puede hacer para reducir su consumo de agua, tener un hermoso jardín y ahorrar unos cuantos dólares este verano:

  1. Regístrese para obtener el Número de Riego Semanal (WWN, por sus siglas en inglés) y le ahorraremas al informarle cuanta agua su jardín. El WWN es la cantidad de agua en pulgadas que su césped y otras plantas necesitan cada semana. Es gratis y puede recibirlo por correo electrónico o mensaje de texto. ¡Regístrese! 
  2. Asegúrese de regar el césped y el jardín, y no la acera. ¡Tu acera no crecerá sin importar cuánto la riegues! Use estos consejos para ayudarlo a regar eficientemente.
  3. Revise regularmente su sistema de riego para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Encontrar y reparar una llave de agua que gotea o un rociador roto puede ahorrar miles de galones de agua durante el verano.

Haga que sus vecinos se pongan verdes de envidia y tenga un hermoso y vibrante patio este verano con estos simples consejos. Haga su parte para usar el agua eficientemente. Es justo lo correcto.